Skip to main content
  • Blog
  • Supere estos 7 Desafíos en el ERP de Manufactura con una Estrategia de Dos Niveles

Supere estos 7 Desafíos en el ERP de Manufactura con una Estrategia de Dos Niveles

enero 17, 2024

Hoy en día, las empresas manufactureras necesitan soluciones de primera calidad para supervisar sus procesos y recursos. Un sistema ERP estándar ayuda a proporcionar a las organizaciones un eje centralizado a través del cual gestionar las operaciones críticas del día a día.

Sin embargo, es posible que estos sistemas no permitan el crecimiento, la flexibilidad y la sensibilidad a los costos necesarios para lograr resultados exitosos. Hoy en día, muchas organizaciones consideran que una solución ERP de un solo nivel es limitante, ya que restringe las unidades de negocio individuales bajo un único sistema que sirva para todos.

Una forma mejor de avanzar es aplicar un enfoque de dos niveles, en el que una solución ERP funcione a nivel corporativo y otra, más adaptada, funcione a nivel de unidad de negocio. De este modo se consigue más flexibilidad, una rentabilidad más rápida y menores gastos, lo que permite a su empresa resolver estos problemas comunes:

1. Complejidad

Cualquier empresa puede estancarse rápidamente en un sistema demasiado complicado. Sin embargo, seguir con una estrategia ERP de un solo nivel aumentará las probabilidades de que esto ocurra, ya que se intenta alinear e integrar muchas unidades de negocio diferentes y sus necesidades en una plataforma única para todos.

Cómo lo resuelve un ERP de dos niveles: Tener una capa a nivel corporativo y otra capa a nivel de unidad de negocio individual clarifica y simplifica al dar a los usuarios más independencia y flexibilidad.

2. Gastos Elevados

Las empresas no sólo quieren reducir la complejidad, sino también los gastos. A medida que su organización crece y amplía sus capacidades, con una solución de un solo nivel también aumentarán los gastos de mantenimiento y actualizaciones en diversas unidades de negocio.

Cómo lo resuelve un ERP de dos niveles: Adoptar un enfoque de dos niveles reduce los gastos gracias a una implementación y actualizaciones simplificadas que utilizan menos recursos informáticos. El sistema ERP de segundo nivel también podría ser una versión adaptada o menos costosa.

3. Limitaciones de Escalabilidad

Las empresas quieren posicionarse para el crecimiento, lo que significa disponer de sistemas y tecnología que les ayuden a escalar. Sin embargo, seguir con un enfoque ERP de un solo nivel limita la escalabilidad al forzar todo a un modelo de una sola solución para todos.

Cómo lo resuelve un ERP de dos niveles: Dar a las unidades de negocio un ERP separado significa que tienen más flexibilidad para hacer su mejor trabajo, lo que les permite escalar según sea necesario sin estar limitados por un sistema de un solo nivel.

4. Tiempo de Evaluar el Valor

Una rápida obtención de valor es necesaria para cualquier producto, servicio o innovación tecnológica que ofrezca una organización. Sin embargo, las unidades de negocio individuales -con sus necesidades únicas y su ritmo de innovación- podrían ser ignoradas o dejadas atrás por un sistema ERP de un solo nivel, impidiéndoles obtener un valor significativo.

Cómo lo resuelve un ERP de dos niveles:Cuando su organización implementa una solución ERP de segundo nivel para las necesidades específicas de una unidad de negocio, el tiempo de obtención de valor es más rápido: no hay que esperar mientras se intenta alinear con un sistema de un solo nivel.

5. Inconvenientes

Es sencillamente inconveniente adoptar un enfoque de ERP de un solo nivel, que limita la eficiencia en todas las unidades de negocio debido al aumento de los gastos, la lentitud en la obtención de valor y la mayor complejidad de la implementación.

Cómo lo resuelve un ERP de dos niveles: Es más rápido y efectivo desplegar un segundo nivel para las unidades de negocio individuales, cumpliendo sus requisitos y ofreciendo al mismo tiempo personalización y flexibilidad.

6. Necesidades Desatendidas 

Las necesidades de las unidades de negocio más pequeñas a menudo se pasan por alto cuando se utiliza un enfoque de un solo nivel y de una sola solución para todos. Las empresas tienden a realizar actualizaciones y mejoras sólo para las unidades de negocio más grandes, lo que significa que las unidades más pequeñas pueden verse perjudicadas o incluso excluidas por completo.

Cómo lo resuelve un ERP de dos niveles: Deje que el primer nivel de su ERP se ocupe de las necesidades de las empresas más grandes, mientras que el segundo nivel satisface las necesidades de las unidades de negocio más pequeñas.

7. Soporte Insuficiente

Por último, cuando un sistema ERP de un solo nivel sólo favorece a las unidades de negocio más grandes u obliga a la organización a adoptar un enfoque de una sola solución, acaba existiendo un nivel de soporte desequilibrado en toda la empresa. Si su sistema ERP no dispone de los recursos y herramientas necesarios para dar soporte a las operaciones únicas, el ritmo o los requisitos localizados de todas las unidades de negocio, estará dejando atrás partes de su empresa.

Cómo lo resuelve un ERP de dos niveles: Ayude a las unidades de negocio más pequeñas a alcanzar sus objetivos dotándolas de un sistema ERP único diseñado para sus procesos, personal y productividad.

Resuelva Hoy los Retos de su ERP

Si se ha enfrentado a muchos de los retos anteriores con su solución ERP de un solo nivel, ahora es el momento de reevaluar su estrategia y adoptar un enfoque de dos niveles. Utilizando una única solución a nivel corporativo y otra a nivel de unidad de negocio, puede aliviar la complejidad, reducir gastos, aumentar la flexibilidad y posicionar su empresa para lo que le depare el futuro.