Agilidad, eficiencia y efectividad con Lean Six Sigma - Parte 1
Go Search

Agilidad, eficiencia y efectividad con Lean Six Sigma - Parte 1

31/10/2016

Si bien Lean Six Sigma no es la cura a todos los males del desempeño empresarial, sin duda representa un elemento clave para el alto rendimiento de las organizaciones ofreciendo las bases para una innovación y mejora continua de los resultados. 

A lo largo del tiempo, los grandes líderes empresariales se han dado a la tarea de encontrar la mejor manera para perfeccionar sus procesos de negocio. La gran mayoría de ellos han sido abordados por numerosas consultoras y expertos que ofrecen distintos sistemas, métodos y soluciones tecnológicas. La búsqueda, en muchos casos, no ha sido exitosa, y los líderes se ven en la necesidad de seguir buscando.

En la actualidad, las compañías hacen frente a un futuro incierto. Difícilmente encontramos maneras innovadoras para estabilizar y preparar a las empresas. Resultado de esto, las organizaciones se inclinan por la aplicación de las herramientas con las que cuentan o que, al menos, ya están establecidas.

¿Qué es Lean Six Sigma? Agilidad, eficiencia y efectividad con Lean Six Sigma - Parte 1

Lean Six Sigma es un tema de moda. Por principio, Six Sigma es una combinación de mejores prácticas que se basa en las estadísticas y calidad más sobresalientes, aprovechando técnicas Lean para eliminar desperdicios. Además, se vale de las mejores técnicas de administración de proyectos de acuerdo al Instituto de Administración de Proyectos (PMI), así como de la gestión del cambio. Incorporando todos estos elementos en su estrategia empresarial, logrará un proceso continuo de evolución hacia delante.

Ahora bien, la combinación de Lean o manufactura esbelta y Six Sigma, resultan en una nueva serie de herramientas y métodos que se han convertido en la más reciente tendencia para la administración de empresas de servicio.

Por una parte, los principios Lean se enfocan en la creación de valor para el usuario final. Lean examina cada actividad dentro del proceso y lo filtra, categorizándolo como de valor agregado o no. Esta metodología tiene un concepto llamado los 7 residuos mortales y, al enfocarse en identificar y eliminar estos desperdicios en el negocio, la organización tendrá la capacidad de incrementar su eficiencia, impulsar más el rendimiento y generar mayor valor para el cliente. Esos 7 residuos mortales son: defectos, inventario, sobre-procesamiento, espera, movimiento, transportación y sobre-producción.

Mientras que la metodología Lean se centra en la eliminación de desperdicios en la empresa, los principios de Six Sigma se enfocan en perfeccionar la capacidad de un proceso para brindar calidad constante cubriendo las expectativas de los clientes. Fundamentalmente, al eliminar la variación de un proceso, las posibilidades de error disminuyen de forma controlable y medible estadísticamente. Esto se traduce en alcanzar niveles casi perfectos de operación.

Share on...
Comment(s)

 

Comments

Items on this list require content approval.
Your submission will not appear in public views until approved by someone with proper rights. More information on content approval.

Add Comment

Leave a Comment

Share on...
small-menu-callout.png
small-logo.png